¿Qué hago para motivar a mi perro de canicross?

Una de las consultas que suelen hacerme con más frecuencia es la de cómo motivar a un perro que no se muestra muy dispuesto a la hora de correr y practicar canicross con nosotros. Aunque la respuesta no es sencilla y habría que estudiar cada caso e individuo en particular, os ofrezco algunas generalidades en torno a este tema tan interesante. Por favor, no os toméis este artículo al pie de la letra, vuestro perro es único, no tiene un botón de “motivación sí-motivación no”, lo mejor es pedir ayuda a un profesional del sector para que os emita un diagnóstico y un plan de tratamiento a seguir. Que un perro disfrute corriendo y tirando de ti es algo que podemos potenciar desde cachorro, de ahí la importancia de hacer las cosas bien desde muy pronto.

Vayamos desde el principio porque, en mi opinión, ahí está la clave. Uno de los errores más habituales es empezar a “canicrosear” demasiado pronto y saltándonos pasos vitales para la salud mental del perro. Somos nosotros los que ayudamos y dirigimos su actividad, así que la responsabilidad es toda nuestra. Una estructura para la primera etapa podría ser:

  • Positivizo todo el material de trabajo para que no le resulte extraño al perrete. Arnés, línea de tiro y cinto. Lógicamente lo más importante es el arnés, ya que será lo que envuelva al perro. Algunos son muy sensibles al tacto, así que precisamente tacto es lo que debemos tener nosotros a la hora de ponérselo. Igual tardamos unos días hasta que el perro acepte llevar el arnés puesto durante un rato.
  • Una vez que está habituado al arnés, se lo dejamos puesto para que se mueva libremente con él y se habitúe a esa sensación. Debemos saber leer al perro y procurar que no muestre cualquier mecanismo de evitación, para ello es vital no avanzar demasiado rápido.

img_1504

Una vez hecho esto, podemos empezar a condicionar el echo de tirar:

  • Paseos con el arnés puesto y, cada vez que tire con ganas, reforzamos con nuestro tono de voz mostrando entusiasmo: ”¡muy bien!”, “¡eso es!”, “¡bravo!”… Tenemos que montarle una gran fiesta a nuestro perro.
  • A medida que el perro va entendiendo este patrón motor, empezamos a introducir nuestros comandos de inicio (yo silbo a mis perros, pero puedes utilizar cualquier monosílabo, como ”va”, “go”) y parada (”¡stooop!), cada vez que iniciemos o detengamos el movimiento. De este modo iremos creando una rutina que luego nos será muy útil.
  • Si realmente quieres un perro que tire, no lo confundas. Mis perros llevan siempre la correa por detrás, es decir, no les trabajo la conducción lateral ni el no tirar de ella, al mismo tiempo que el arnés está condicionado desde el principio a correr rápido y tirando.

Si todos los puntos anteriores han ido correctamente, pasamos a la última etapa:

  • Normalmente a un perro el simple echo de salir de casa ya lo motiva, así que podemos aprovechar ese pico de entusiasmo para engancharnos a él y, si va tirando con ganas, ir capturando con nuestro tono de voz ese comportamiento.
  • Utiliza a alguien de tu familia como estímulo. Que se sitúe unos metros delante de vosotros, que llame la atención del perro con su nombre, moviéndose un poco y, como seguramente tu perrete se ponga “loco”, esperas unos instantes aprovechando esa excitación, metes tu comando de inicio y echáis a correr. Al llegar metes tu comando de parada y le montáis una gran fiesta, reforzando también con caricias, trozos de comida apetitosa o cualquier otra cosa que le encante a tu perro. En esta ecuación hay que ir aumentando la distancia poco a poco hasta que ese estímulo externo desaparezca incluso de la vista del perro. No abuses de esto, hazlo solo al principio y como modo de captura del comportamiento de tirar, porque igual tu perro se acostumbra solamente a “buscar” a esa persona y cuando ésta desaparezca baja su motivación.
  • Intercala en tu entrenamiento momentos en los que tu perro corre suelto y luego enganchado, como un comportamiento social en el que uno disfruta viendo correr al otro y viceversa.
  • Cambia con regularidad los sitios por donde entrenas y finaliza jugando con tu perro en lugares que le gusten mucho.

img_1576

Errores, soluciones y otras consideraciones:

  • Un perro con miedo, inseguro, que no acaba de confiar en ti o en mal estado físico y mental no corre. Como buen guía, debes estar atento desde el principio a todo lo que le pasa a tu perro, así que olvídate de todo eso que te han contado sobre ser el macho alfa y que tus perros sean sumisos ante ti y preocúpate más bien de ser un buen líder que vela por su bienestar y gestiona su salud emocional.
  • ¿Tienes más perros en casa? Como bien nos dicen Raymond y Lorna Coppinger en su libro “Perros, una nueva interpretación sobre su origen, comportamiento y evolución””[Para los perros correr en un equipo es un acontecimiento social, una forma de unión.]” “[…los perros no son lobos, no corren en manada. Una manada va siempre persiguiendo algo pero los perros de trineo corren porque otros perros corren. Están motivados por algo que los expertos en conducta animal denominan facilitación social. Existe un ritmo de carrera que ellos oyen y corren a ese ritmo]”. Poco más que añadir a estas palabras, así que si tienes algún perro en casa que ya sepa correr, sal con ambos o incluso engánchate a los dos a la vez, el inexperto aprenderá e imitará al mayor.
  • No te apuntes a ninguna carrera hasta que tu perro esté preparado para correr todo el rato delante de ti. Esto solo empeorará las cosas y creará más inseguridad en tu peludo.
  • ¿Te has planteado alguna vez que igual a tu perro no le gusta correr? Cada perro tiene su propio temperamento,así que no compares a tu perro con otro. Por mucho que te empeñes, si su voluntad no es correr, no lo hará.
  • Si realmente lo quieres, captura que tu perro corra siempre delante de ti. Si lo haces bien, tu perro disfrutará muchísimo haciéndolo pero, si empieza a frenarse, ponerse lateral o cualquier otro mecanismo de evitación, significa que has querido ir demasiado rápido; no sigas avanzando y vuelve a una etapa anterior.

Recuerda, tu perro es único, hay un montón de estrategias que se pueden utilizar para subir su motivación a la hora de correr y disfrutar contigo. Lo ideal es que un profesional estudie tu caso en particular para luego guiarte hasta la solución final.

¿Quieres que te ayude con la preparación física y mental de tu perro? Pulsa aquí¿Necesitáis un entrenador personal? Pulsa aquí¿Perteneces a un club de canicross y te gustaría que fuera a daros un seminario? Pulsa aquí

SenBal

Fernando Pérez

”Director y fundador de SenBal Adestramento Canino, SenBal Team y creador de la innovadora metodología de entrenamiento OEFD-SenBal Canicross Training para el corredor y la corredora de canicross.

Educador canino profesional, ayuda a familias y propietarios a tener más empatía de cara a sus perros para así solucionar sus posibles problemas y mejorar su convivencia.

Imparte charlas y seminarios en torno al perro de canicross, fomentando el ponerse en forma junto al que más queremos, nuestro perro.

Campeón de España de canicross tierra 2015 y 2016. Sexto puesto en el europeo IFSS de Inglaterra 2016. Entrena y ayuda a diversos deportistas del ámbito nacional a conseguir sus ilusiones.”

Puedes seguir sus publicaciones en Facebook, Twitter e Instagram.

Anuncios

Un comentario en “¿Qué hago para motivar a mi perro de canicross?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s